En los cálices malditos bebieron poetas y filósofos tragando el néctar y las heces en la copa bien servida del hombre que derrapaba y caía al borde de los abismos condenado a morar en un infierno más donde trastabilleas y te rompes la crisma y el dolor de las lesiones se acumula así como el sufrimiento del alma que no haya paz en los escollos de la existencia y patina por la vida caída detrás de caída. En los muchos llamados pero pocos elegidos se apartaron las razones del espíritu y del intelecto y pocos son los corazones que rezan más allá de la religión maniquea. Suenan las monedas y se apilan los corruptos mientras el hambre mata a millones de niños que van a parar a la fila de los perdidos y los encontrados lo tienen todo claro acumular riquezas en suelo para pegarse la vida padre. En el asunto del meollo casi nadie se moja y los que sí se hunden en marismas pantanosas allende la sociedad egoísta que devora a sus hijos y así continua el cuento sin ver tocando la piel al gusano necrófago o el fuego que convertirá en cenizas sus cuerpos y lo acumulado de manera ilícita pesará y tendrán que volver a blanquear el peso del metal y que se pague lo que se debe. (Metatron)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s