He perdido el norte

Ahí donde mueran mis mañanas en el amanecer de mi tiempo contado como los granos de un reloj de arena en el repiqueteo incesante del silencio como una advenida sombría en que los demonios surcarán mi Atmósfera para arrastrarme con ellos a muerte de las muertes allí donde mis leyendas se pudran y se corrompa…

Hubo una vez que amé los perfiles que cumplimentaban a Claire más que ahora se han perdido en las turbulencias aciagas del clarear la luz del sol entre tinieblas necrófagas llevándose los restos de su túnica al alborear el silencio de la lontananza que fría va engullendo las horizontalidades de la cúpula de la negrura…

No he dormido pensando en ti en las dobleces que te anudan en mis suspiros al viento que te llegan insomnes y sordos anunciándote una buena nueva. Se han perlado lo sueños en los que te veo  radiante y elevada sobre las piedras puntiagudas manchadas de sangre negra. En un albur inconciso te veo resplandeciente…

Errante Sith

Rota mi Atmósfera contra el aire de Eidiina se abren brechas que rayan entre la imaginación y la locura los límites de lo real y lo irreal de lo material y lo espiritual. Muy pocos pueden atar los nervios sin que se descoloquen demasiado para trastocar la idotez con la genialidad en el equilibrio cósmico…

En los cálices malditos bebieron poetas y filósofos tragando el néctar y las heces en la copa bien servida del hombre que derrapaba y caía al borde de los abismos condenado a morar en un infierno más donde trastabilleas y te rompes la crisma y el dolor de las lesiones se acumula así como el…

En soledades pantanosas y silencios de ultratumba paseo entre las estridencias de los coches y por las avenidas atestadas de gentes con la cabeza embotada de tanto pensar en la muerte

Solo

Recuerdo la infancia llena de luz y la juventud desfasada de algarabías y fiestas que fueron desplomándose poco a poco a un poso del que una rémora sigue mi vida catastrófica después de que los amigos desaparecieran por circunstancias dispares todos. He aquí que me postro delante de la pantalla y ya no suena el…

Oda a los túneles subterráneos

Llueve sobre las casas y las antenas de los pueblos y las ciudades la hipocresía se cobija en los hogares deslizándose por los pensamientos y los actos de las personas que se justifican de cualquier modo para seguir avanzando día tras día por la selva de sangre que va dejando esta generación rumbo al ocaso…

Canción del pirata

Idilio nefando sobre mis poemas que expiran nada más tocan hoja virgen y se desploman a los fosos insondables de la desmemoria. Faro de luz que destella cegando a los buques repletos de oscuridades que por allí se acercan. Hordas de versos se han precipitado en negro sobre blanco esgrimiendo cosas ciertas y otras desfachateces….