Partitura sellada en los nervios de la infancia en los adobes que van creciendo

En las soledades perladas de suavidades ariscas como los punzones mortuorios se disipó la fe que acaecía con esquirlas ardientes de la más hiriente idiosincrasia del amor por cariño a la  mujer o el amor por amor al hombre que va despegándose de la voluntad primigenia de la ternura que tiene lo primordial hacia la humanidad que lo aguanta pese al pesar de que pocos rezan la totalidad a devastar entre las corcheas del destruir las avenidas por las que el hombre ha de progresar rumbo las estrellas. En los mal advenimientos de la humanidad rumbo lo preterreno que grita lleno de sufrimiento lo que cuesta mantener al homínido ser en las distancias que devoran y degluten lo primordial como si de un juego se tratara. Y chillan los dioses Primigenios ¿para cuándo esos amantes convertidos en ángeles que aprecien el sacrificio de lo Anciano? Viendo a las masas tumultuosas tomar la totalidad mar al frente y mar adentro con sus charlas chabacanas y banales que  no van a ningún lado. Y la humanidad ególatra aspira por sus narices el aroma estridente de la gente inconsciente que cree tener en sus bolsillos las claves de lo eterno mientras se despeñan en accidentes o apagándose contra el ataúd de la piltra que absorbe cuerpo masa y espíritu en lo mellado que lesiona las partituras de espanto de la sociedad monstruosa en los períodos de prueba antes de que la criatura de lo laboral o la pobreza extrema asedien las fortalezas.

(Metatron)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s