Anacondas estrangulan el destino

La carabela de la muerte surca cortando la corteza en las inmediaciones terrestres arrastra de noche en noche la totalidad de lo que vive y fenece sobre la tierra que va dando vueltas como si de una pelota en movimiento se tratase. El olvido va tragando los restos de polvo del hombre en las inmortalidades que quedan sepultadas bajo la arena de las épocas mientras los siglos ruedan a las cubetas de desmemoria en los lindes planetarios que se sumergen en las generaciones venideras en estados desconocidos por los que van a llegar a lomos del espermatozoide más audaz capaz de adentrarse en las inmediaciones traumáticas y horribles de la existencia en el vivir con la materia y la forma sacra que empuja las mareas concéntricas del ser en las totalidades del perfil que recorta el aire en los dolores y sufrimientos que vejan la carne por un breve período de placer maledicencias de padecimiento que miran las piedras y los árboles en el crecer de los niños hacia la ignorancia cuando todo lo que tenían que saber lo aprendieron en la infancia y al apegarse a las rodillas de los padres lo ven todo claro también: conformismo o ambición: sin dinero no se va a ninguna parte para ser inmortales.

(Istari)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s