Chisme

Hoy despierto y el dolor se acentúa en las capas de mi ser rasgando las comisuras de mi carne reconcomiendo las hebras que facturan sufrimientos en el momento de despertar abandonar lo único que me mantiene vivo que son los sueños y sin ganas vivir contra todo el tiempo por delante. Herido al alba por desfases inmaculados en las luces clarividentes de mi destino de muerte adelantada sincronizada con los anuncios del escaparate del poeta que nada se calló sino que soltó a quemarropa cuando a su faz pasaba aún hundiéndose en el cieno de la inconsciencia. En el seno de las nubes arriba donde la corona solar otea sobre las tormentas violentas que provocan hurcanes en los lindes concumitales de las serenidad de las sirenas enfadas que quieren venganza. No huyo ante el volcán y doy la cara para que la lava deshaga mi faz como su abrasivo beso sintiendo al fin que no estoy muerto sino moribundo en las aristas de los atolones que agitan mi cuerpo que en lentitudes agónicas me hacen recordar que yo era el más rápido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s