Papel mojado 4:00

Solitud marea de cuerpos vencidos a la deriva por escollos cortantes en las aristas puntiagudas de los restos flotantes extraviadas las razones que impulsaron a vivir un día más sobre Eideen que no fuera el mal practicado sobre los bienes del prójimo apurado en sorber la paz del aire puro de la mañana y revivir con las cuatro esquinas de la cama anudadas en sueños placenteros o por contra pesadillas de fecal aguacero. La noche gira sobre el torso cubierto en mantas mientas las pupilas deliran alrededor de lo que más temen o más más aman. Silban los oídos las Moiras devanan y la tierra sabe cómo se escupe no escapando nada a los ojos de Yog Sothoth que observa las faltas y calla. Y la gente pensando que nadie les ve actúa mientras los pelos de la cabeza se desgranan lentamente tintados con los pecados del presente ante los ojos de las piedras que todo miran despiertas para que algunas totémicas de los árboles sabios del Mediterráeno sigan soñando. Un poema más que llama a la hecatombe en el Dios del Gusano devorador de hombres que menos mal que no quiere su alma pero si su carne. Así esqueletos al alba danzando en lo bailes del crespúsculo pintas las aldabas de sus epitafios con la verdad ¡condena atención condena! No nos juzgarán por lo que teníamos que hacer bien sino por nuestros yerros y tú Gabriel flor del mal te espera el peor de los castigos quema tu obra y líbranos del desfase de todo mal en la denuncia de ti mismo frustrado por errarla cuando tenías ante ti los labios salivados de un amor con que deberías estar estar y solo te vengas disparando a bocajarro creyendo que nadie te leerá.

(Apolonio)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s