Danzando en la cuerda que cruza el barranco

Desgaste mi glándula pineal derrapa en cada poema que dejo escrito en la piel electrónica del ordenador sin que trascienda en los volátiles del viento que sopla desventuras sobre la sangre que queda impresa en las médulas óseas del aparador y la encimera de los poetas malditos que dijeron la verdad y quedaron recluidos al ostracismo. En las corcheas de los huracanes luces fatuas indicaban el camino de los pantanos de la existencia para que te adentraras y te fueras sumergiendo hasta la cabeza para no poder escapar de la trampa del crecer entre humanos que te amputaban las manos si te salías de la vereda marcada para el ganado siendo falsa la cosmovisión y ellos sabiéndolo daba igual donde dieran tus huesos con tal de que no molestaras más. Mi alma de oso hablador se está quedando muda a medida que avanzo en la senda de la oscuridad entre morbosos mimos sangrientos y demonios baratos que se ríen de la desgracia que se deshace a cabezazos contra el techo sin poder progresar. En los alicates que anudaban mis muñecas a mi espalda me dejaron espacio para que soltara lo que me venía en gana con la única recompensa del silencio puesto que todo lo había tumbado. Los mostradores por el suelo a patadas falsas certezas encumbrando la hipocresía del hombre en los estados remotos de inconsciencias varias que van a a dar todas al abismo. Y no queriendo despertar de sus erróneas convicciones aún a sabiendas de lo efímero de la vida siguen con las suyas en veredas que parece que brille el sol cuando la ciénaga de la muerte palpita ante la entrada sin salida cuando se tase todo la maldad provocada barata chabacana y banal pero dolorosa a poder más practicada al hombre desde la infamia parapetada en abusos de poder remachando la libertad a un trozo de cielo en el que pintar el deseo y sonreír un poco con idílicos amores que ya se han convertido en ceniza y ciclones los han llevado a la pira convirtiendo en humo las desolaciones de querer trascender mientras los días pasan entre ensoñaciones y ya es historia la última chica a revolcones y una nueva mujer en el horizonte es un imposible inalcanzable entre las tristezas del amor que está para todos y vendrá a destruir el mal.

(The Last Levi / Metatron)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s