Cuando la antorcha vence a las tinieblas

Hordas de musas oscuras destellan brillos opacos entre luminosidades estratosféricas indicando las veredas que siguen los poetas que aún creen y se dejan sugestionar en lejanas y variadas leyendas en las que ellas como serpientes enroscadas a los cabellos marean gritan y chillan las palabras que han de quedar impresas en las vírgenes hojas como fintas sangrientas adalides de verdades en las turbulencias nebulosas del presente del pasado y el futuro de los humanos a costa del corazón y la cordura del poeta que al final furioso hace lo que le viene en gana. En la opacidad macabra de mi obra envolvente y hechizante relinchan estallidos que pueden dejar como una cabra a aquellos que se aventuren desprevenidos por las sendas que mis poemas dejan pudiendo ser magia o seguir la más nefasta suerte, más en cada uno de ellos he puesto granos de arena de mi corazón y semillas de rebelión interna para que el incauto no se pierda del todo en el camino de su futuro y pueda ver los entresijos de las hebras del aire colorearse ante su mirada de neófito. Ha de ocurrir algún día la decodificación de las capas de la Atmósfera algún día y ha de partir desde el amor no desde la matanza sobre ideas contradictorias de las cuales mi obra está plagada para confundir el uso que se le dará a mis versos alocados pero de gran sentido común explayando certezas demoledoras como un sistema de muchos filos. Y la negrura rebosa fosca sobre mis líneas que como histriones se meten en la sien de las ideas y pueden trastocar seriamente a los que me lean sin ninguna precaución terroríficamente hasta la demencia cuyo punto de retorno será cuando tocó un libro mío implicándome a mí hasta que harto haga oídos sordos… en fin… volviendo a las musas cantoras de desgracias y hecatombes que sucederán después de muerta esta generación recordadlo mi musa más áurea que dio esperanza y paz a este poeta frustrado hundido entre mugre y miseria fue una dama que jamás sabrá de mí como una Dulcinea de los Ángeles como una luz en lo alto de la cúspide agitando la vela para que el amor triunfe: Zooey Deschanel.

(Gabriel)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s