Repican rugen y braman el sonido acerado de las campanas

Una estridencia resuena en los agujeros huecos de mi cabeza frecuencia ruidosa que emerge en las neuronas y recorre todo lo que me aureola: ahí fructiferan mi versos demenciales apartados de las cunetas de las sociedades para que mi voz no llegue sonora desde lo remoto que prolifera en la poesía rompedora que acalle tanto lamento montada en una silla de ruedas que trastabilla en los silencios de las carreteras cuando los colores que prodiga el sol sobre la Atmósfera se desvanecen escurriéndose en las mareas de los ingentes mares de muertos que van cayendo todos los días bajo la diadema de los astros que coronan las solitudes y las sordinas en los mutismos del alba cuando el grito surca las planicies de ultratumba en los horizontes cerrados del cuerpo muerto y se chilla en la soledad que repica mis poemas que se dan de bruces con un canto en los dientes contra la pared estampando mi sangre como mi tinta que chorrea en los distantes de los posos linfáticos cuando me levanto y es todo abismo incluidas mis manos prestas a dejarse llevar por los descalabros mientras ansío despertar como en un dulce Tanatos pero que me arrastre una pesadilla hasta que exprima el alarido final: amé pero sólo tengo polvo mugroso entre los dedos que ofrecer a las alturas cósmicas yo que vagabundeé por los reinos de mundo gnomo como un centauro con mi mujer.

(Alien Hunter Istari)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s