Manantial de llanto

Luce el sol en lo alto todo despejado las penumbras del sueño se relegan a sus negruras mientras la gente se incorpora lentamente a la peligrosidad de la vida calzándose braguitas y calzoncillos en los héroes del día a día que dirigen sus venturas hacia cotas elevadas en los cantos en los dientes propensos a sufrir cualquier accidente que les deje en silla de ruedas entre silencios y esperas de la muerte que tarda que no llega y nos rodea insomne y muda sorda como una tapia los ojos de ella clavados en todos en los porches de la mirada en muertes súbitas engalanada de sudarios en las mortajas de las jornadas persiguiendo como una sombra la estela que los vivos dejan contabilizando cada movimiento y cada pensamiento locura en ciernes que alcanza a los cuerdos que responden coherentemente a la realidad que les corresponde… y todo rota alrededor de la iridiscencia en la porcelana marmórea donde caen lágrimas involuntarias, oh Laura no las recojas, no la vale la pena.

(Gabriel)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s