Buenos días

Hoy otro día mi desnudez me impele sin ganas de vivir a que remonte la mañana con las alas calcinadas y el ánimo por los suelos arrastrándome como un perdedor que ha perdido la ilusión de ganar nada. Y así discurren las horas de la mañana extraviado en turbulencias motoras empujándome por el suicidio de la vida y me de he incorporar. El triunfo del aire que me falta viene en bocanadas de decadencia y fuego alquitranando el Templo de Dios que carraspea mucosidades en el asco que viene con caballos vencedores contra mi osamenta que se articula como un anacronismo cualquiera que anda por constitución por las aceras a la busca de cafeína que sostenga el armatoste sobre los tejados del asfalto barajando varios nombres de mujer en mi cabeza. Y en mi corazón las arritmias golpean como campañas desafinadas camino de mi extinción.

(Gabriel)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s