Y existe la desesperanza…

Y existe la desesperanza sin fe que aboca todos los días a los posos de las cunetas de las afueras de la existencia gentes hoscas que no saben del amor y sus vertientes más variables… oh muerte cuando te reflejes en mis ojos la maldad creciente en las avenidas de mis entrañas recuerda que este Troll malediciente también amó las curvas del peligro que bordeaban barrancos y derrapó al límite de la locura de los acantilados de las Montañas de la Magia con el nombre de una mujer en el pecho… su nombre ya lo arrastra el viento hacia el olvido entre tormentas fango y tempestades sobre el polvo gris de las ciudades aullando mi suspiro contaminado que jamás besará el hálito puro de Isthar en Lisboa.

(Apolo 13)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s