Quijotazo tripe x

Y no hay causa para que un hombre cabal y racional se enamore perdidamente de un ideal real porque una cosa es la tontería y otra seguirla hasta el final, adiós Dulcinea de los Ángeles, los belfos de mi caballo se desvían hacia otros molinos cuando los sacuden violencias huracanadas de visiones y alucinaciones, un bazooka Don Quijote hay que aplicar el conocimiento adquirido de los libracos infames, y olvidémonos de amores. «Calla rufián si quieres ser mi esbirro sigue amando a tu Dulcinea de Ángeles mas que en el lecho de muerte ella no se aperciba de tu suerte y mueras entre lágrimas en el olvido de las penumbras sinuosas que vendrán a llevarse tu espíritu pecador pero aventurero a Dulcinea del Toboso pongo por testigo que nuestros hechos serán recordados por todos los tiempos». Mas yo oliendo la debacle lanzo bombas contra los molinos, todos estamos locos, sobre todo el dueño del molino que viene a denunciarnos. (13)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s