Malignidad…

Malignidad en ciernes inocencia por las fechorías los niños juegan encantados gritando como si les hicieran cosquillas sin esperar el tormento que les aguarda sin estrellas en el frente sin luz que dirija el barco zozobrante en la colección de genios en el llavero de la Lucifer y sus demonios con una libreta anotan a los que apuntan maneras para registrar en sus estudios más allá del abismo los que guiaran la proa del mal: este vale este no. Y las madres sofocadas suspiran prontas al llanto: «¿He traído yo este Histrión? Convencida estaba de traer a un ser superior y es un Diablo lo que ha venido a través de mi interior». Y en la noche sin astros agujeros negros se mueven por el Cosmos a sus anchas encarando el mentón de la malicia… mas los niños cambian y hay esperanza como los poetas que crecen acunados por los brazos de los dioses borrachos de sol y ebrios de estrellas y van quedándose por el camino locos, solos sin amor, asiendo la mano de su majestad satánica también.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s