Manchurrón de café en una servilleta

Eclipse en las sombras todo es oscuridad el sol brilla se proyectan las siluetas umbrías de los árboles los edificios y las personas. En la diadema solar se aposenta el fuego que irradia luz sobre la calamidad que remonta laderas y pináculos donde los silos de los grandes maestros han aposentado aproximaciones a las verdades y solo restan chistes tomándoles tan sólo una idea. Yo poeta serio trágico y del tormento y filósofo del caos empujo a mis hermanos para hacer más alta la voz de lo humano que se hunde en cascadas y corrientes dispuesto a hacer nada por cultivar los pilares monumentales del intelecto sin ganas de levantar las manos en la importancia del individuo para hacer rotar las estrellas y procurar un nuevo amanecer donde se quiten el velo al menos los niños y puedan hablar con las cosas mudas mientras giran los astros de forma concéntrica y hacerlos rodar a merced.

Apolonio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s