Quemen mi obra o les trastornará

En las lejanías silos se mantienen erguidos contra viento y marea siendo más fatuos que libros timo como la Biblia. El ocaso ha de llegar para las falsedades y deben perdurar aproximaciones a las verdades. Se toman falacias por certezas y se crean cosmovisiones que encaran la proa hacia la mentira y el desastre. Mi poesía es igual no es más que otro timo que va a inundar los anaqueles de la humanidad una vez vencido mi cuerpo al que le han pagado muy mal con un océano de ostracismo pidiendo caridad y asilo en el albergue y el comedor social. La gente ilusa cree cualquier cosa sea creyendo o todo lo contrario como si sólo hubiera dos raíles de una única vía. Dios sí Dios no: y esto es absurdo. Y todo estiba en la madrugada cuando guillotina la oscuridad y los sueños reculan y se vuelve a saber el alfabeto los números y las convicciones que tienen que casar con una sociedad que poco propone y lo que dispone son caminos vagos y erráticos y lo holístico se va relegando al apartamiento donde la filosofía se cultiva pero adoctrinada desde la infancia donde los miedos se desatan a sus anchas marcando el alma a la cual le costará arrancar las raíces y las malas hierbas de lo dado por sentado dándose cuenta de que la hipocresía riega los campos por los que transita el hombre que no se hunde en la ciénaga de la existencia y achaca todo su dolor a las profundidades siendo ellos el centro como si el cielo entero rodara por su cabeza desconchada de conocimiento pensando que ya lo sabe todo. ¡¡Atención atención!! Que el Universo rota en inmediaciones galácticas entre trillones de estrellas sobre una especie insignificante que pretende situarse en lo más alto de la pirámide mientras lo Anciano y Esencial aguantan la carga Arquetípica de la forma presuntamente Sacra y nada se desprende a la Atmósfera después de muertos sino que se pica hacia abajo… Elegidos buscad la Tumba del Átomo y protegedla contra lo que queda corrupto en el limo de los difuntos del hombre hasta que se dé cuenta de que está recortado por sombras siniestras que lo umbrío existe y al fin del breve día es lo que nos alberga y que la cuna del nuevo despertar puede ser espectros aullando por el Éter y un baile de cadáveres y esqueletos podridos.

(The Last Levi)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s