Ya es hora de que la veleta apunte al Norte

Cetro oxidado corona sin laurel ahí donde hallen tirado mi resto mortal desprovisto de vida desollado por el avatar de la existencia comido por el tedio en los arrabales de las cunetas de la vida macilento ahí donde en detrito y cochambre encuentren calcinados y podridos todos mis demonios y fantasmas habiendo atracado en la isla de la muerte en el cementerio donde en soledad se me vaya olvidando en los silencios que separan los vivos de los difuntos y sólo permanezca la mujer por arriba de mi tinta se oirán los lamentos mortecinos como tristes aullidos por arriba de mi tumba: hipócrita pecador perdedor y yo en la erosión de mis huesos mientras el gusano héroe conquistador va repelando las esquinas de mi carne putrefacta gemiré el último suspiro de horror mientras esqueletos con gafas oscuras me arrastran al reino de las calaveras donde nunca se sale el sol.

(Alien Hunter Istari / Héroe Hunter / Saiyan)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s