Aquellos que vean fulgir el brillo cósmico en sus interioridades vivirán

Latitud irreal que circunda las aldabas que repican en mi corazón y mi cabeza con un percepción óptica que no corresponde literalmente a la vista con lo que casa en mis interiores. Luz muerta opaca y lívida congelada en los primeros trinos del despertar que avalan que aunque muerto mi calavera se articula por las avenidas del destierro en la discordia atroz de estar merendándome un ostracismo. En la caldera donde se acumulan los sueños y veranos del amor allí en el ponto de las negruras resbalan balas residuales en desmemorias que afectan a la psique tergiversando las elipsis que colisionan en modo de paradojas mis desgracias, contadas de una en una. En los fríos que galvanizaban mi espíritu helado contra la faz pedrosa que reflejaba ojos vivaces y sonrisas ahí todos lo ven inerte muerto sin vida más mi Atmósfera propele radiaciones y ondas y anima las sonrisas de las rocas y se puede ver el rostro de los átomos del aire. Mucha es la corriente humana y poca la hipersensibilidad de la mirada conectada al corazón siempre en lucha malvada entre lo que marida la verdad y la aparta de las sombras umbrías de la ignorancia que desvela los ojos ciegos ante la mirada de lo Primigenio que observa sin perder detalle los días que nos quedan.

(Alien Hunter nº13 / The Last Levi)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s