x4

Un pensamiento odioso como un Gremling recorre la partitura salvaje entre las paredes desconchadas de mi cráneo buscando escapar más el grito acorta sus esperanzas recortada por un monstruo que siente y ama entre las corcheas de ceniza decadencia y fuego y basura y destellos que mi corazón deja como dementes partituras de un amor que se sostiene con frágiles ramas: fui un niño feliz.

(Gabriel)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s