Inviernos sin sol en las praderas baldías de la razón

¡Sobresalto en el corazón! En los recodos ocultos de las escalinatas que llevan a la cumbre donde Dulcinea de los Ángeles está plantada con una antorcha para que lleguen los niños perdidos hay demonios espectros y fantasmas que odian por odiar y aguardan a ponerte la zancadilla para que caigas una y otra vez y no ocupes tu lugar en las gradas del universo. ¡Miedo exacerbado que escinde bisturí las arterias que supuran deseos! En las cortinas del sueño antes de que el despertar siegue la paz noctámbula siniestras sombras agitan el dosel de la cama postrados rientes controlando el deseo que como meandros corren por tus venas para ver las serpientes del anhelo tomar forma de pesadilla bajo tus ojos en la lírica oscura de la negrura umbría y tenebrosa que se desliza en tinieblas mientras las pupilas deliran cortando todas las dimensiones de las realidades ante la pobre verdad del día cuando tú sólo quieres que te dejen en paz en las soledades solitarias de los prados de Onírica donde los Gnomos corretean y puedes conversar con arañas y avispas y charlar animadamente con la que amas locamente. ¡Pálpito amargo que regurgita tu alma vencida en las derrotas de las inmovilidades! ¡Temblor que eriza la catarsis de estar con Ella! En el ataraxia mortal desconectado el cuerpo de los sentidos que vuelan a sus brazos y ahí te encuentras a los diablos mirándote en la noche sin vida antes del aurora robándote los suspiros que la buscan en las inmaculadas encarnaciones primordiales de la vida y subes hacia arriba de las montañas pero ¡ah no es Ella! Te despeñas contra el suelo y te golpeas y has de calzarte otra vez a regañadientes los zapatos de la existencia y caminar hacia aquí hacia allá: da igual ¡Oh agonía que venía envendada como una momia en los años de niñez y de alegría! Ellos (los demonios) no cesarán y tendrás que levantarte una y otra vez hasta que la capa horizontal de la muerte te lleve a los brazos de tu ángel de amor si realmente lo mereces pese a quién le pese sobretodo a esa parasitaria fantasmagoría.

(Quijotazo Triple X)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s