Aquí y allende la Vía Láctea

En los vórtices de la taza del universo se deslizaban las estrellas encontrando cada una hueco en las inmediaciones galácticas del universo. Se desprendieron los soles y en los límites de un planeta habitable depositaron a los delincuentes espaciales que eran los hombres egoístas y malvados. El torno del universo gira y genera nebulosas y constelaciones que giran en extensiones lejos de la mirada humana. Y sigue siendo un misterio por muchas teorías certeras que casi se acerquen o descabelladas que se digan y se estudien bien encarados o desviado. Madre dicen las estrellas Madre profiere la Pachamama en una unión cósmica que escapa a cualquier ojo humano cuando los árboles ven a alguien fuera de serie y le hablan mostrándole misterios tapados a las pupilas de los niños que creen que las cosas inmóviles no tienen vida sin tener en cuenta de que forman parte de un cómputo total estelar y todo muere dentro de un todo con consciencia propia. Aquellos que vean a las cosas sonreír vivirán dentro de Etérea en la inmensa y palpitante Atmósfera y aquellos que vean los átomos del aire fulgir luminiscentes tanto de día como de noche serán entre los astros del firmamento más allá de Eidiina montando meteoritos y volando con los quásares.

(Centrino)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s