(Poema que caduca hoy)

El alba atroz trae en el viento calmo y en las gotas de rocío reminiscencias salvajes de los años baldíos en las eternidades nacientes de cada día fugacidad que distiende los nervios fehacientes de las columnas dorsales en la espina escapular de las regletas de los nortes de los escapularios varios que representan a cada imagen una persona una debacle. En el salitre que apuntala las costas del espíritu se dibujan pequeños icebergs de realidades que comulgan con el alma cuando la rojiza negrura toma las riendas del carro de Pegasos alados del sueño que termina despertando a la aurora feroz en la suavidades del aire que parece acabarse cuando el cuerpo se contrae en los remolinos brutales de las oscuridades que navegan cosmos adentro de la mente y casan con las opacas nubes de tormenta allende las estrellas que simulan un pacto con Eidiina para corroborar nadir con cenit que todo esta junto a una en los anillos circulares de las onomatopeyas del morir y la imposibilidad de una vida perenne se torna ciertamente verdadera.

(Gabriel)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s