En las cenizas pasajeras había un eterno olvido que no recordaba los gritos que rociaban las sienes en los intentos por ser coherentes ante la realidad que impone el hombre en su única visión monocapa creyendo que abarca la totalidad sin siquiera tener quebrado un trozo de oblicuidad que abra su mirada al universo dentro de Eideen y a las extrañas y misteriosas estrellas que hagan de sus cuerpos astros orbitantes en las entrañas mismas del seno universal que esculpe lo material como molderaría un poeta los rostros de las que ama o un solitario soñador y superior el de su actriz y/o cantante favorita. (Caveman)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s