Lágrima de resina

Acaece en los nervios valvulares de la sinrazón en los métodos que el aire pone a disposición del que respira en balde maniatado por la desesperación en los tubérculos de la Luna que suspira ante la amargura de los siglos que discurren en lentitudes rápidas desde los orígenes hasta aquí y que ahora se plantan en las dobleces del alma arrastrando lo vivo todo lo difunto en los infiernos del día a día en las lesiones del alma y el corazón en las torceduras de tobillo que chillan al dolor y a la resurrección del fuego en la ceniza allende los derroteros que llevan al puente que se desmorona sobre el abismo allí donde mayestáticamente nos reencontremos con lo que hemos amado y se ha fugado en los deslices del viento en las primaveras del amor donde se reúnan los cuatro elementos en los cuerpos que ansían el alba como un despertar y sólo encuentran desespero en una noche sin final que no parece terminar abrir los ojos y ver junto a ti los restos de tu amada desvanecerse en el cristal de la oscuridad y asirlos retener aquello que más quieres en la negrura opaca de las realidades donde el torso y la substancia de Ella son todo tuyos.

(Apolonio)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s