Cuando despierta el vegetal

Llueve antojo telúrico los matojos se chamuscan con las gotas de agua resplandecientes saltan brincan chispas reluce la vastedad inmensa de un todo en la infinidad galáctica la unión de las distintas partes engarzadas en un caos entrópico trabajando para el mismo fin. Una nota restalla en el silencio como una melodía que esgarra los volúmenes intensos del aire y Etérea la engulle el alarido océano de mutismo en los abismos que quiebran la Atmósfera y la lleva a la paz insomne entre veredas de tormento y verdades absolutas y ansiedades la noche sufre desea la aurora que gima expectante el anillo solar que despliega las diademas estelares que conectan los planetas en un baile cósmico y ancestral difícil de concebir por un hombre. Oh guillotina lumínica expande las perlas de tu insignia que fulgura en las puntas más altas de tu corona de átomos de fuego coloreando las albas trasparencias del rocío con infinitos colores y en el beso de comunión con las galaxias allí cuando todo calla… suenan las sirenas en los relojes y la arena de las playas suspira aliviada exhala y suspira… la humanidad que dormía despierta y la otra se acurruca entre nubes densas de tormenta y las pesadillas en turno de veinticuatro horas se relevan y el dolor no arrecia, y nunca lo hará oh Señora de las Estrellas.

13

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s