Rocío tenebroso

Y miraremos, entre las nubes de tempestad, a las estrellas al anochecer, en nuestros silencios colmados de esperas, yo anclado enarbolando tu nombre con el beso de la despedida, y tú cautiva ensoñando que cese la lluvia, con la mano en el pecho, la cálida bienvenida, nuestros corazones latiendo deprisa… y las bocas que suspiran tenuemente por nuestras nomenclaturas.

APOLONIO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s