Ultratómbica expectación

En lo corredores al más allá había que topar con la cruda realidad después de despertar de sueños que venían de allende las órbitas giratorias de Eideen. En la noche gris las estrellas no propagarán su luz de esperanza a los mortales sino que por caminos tortuosos y sendas fangosas nos llevarán a saltar a espantosos abismos que irradiarán  el lugar de acomodo para los humanos. Y ya no habrán ni roces ni caricias femeninas ni ojos seductores a los que engañar  solo el cenagal donde nuestros cuerpos chapotearán y en la línea del horizonte el crepúsculo como un cerrazón de negrura tapando las grietas y mis manos despidiéndose de los astros por lo menos hasta el Retorno o para siempre jamás.

AP

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s