Amores de paso

Inspiran mis dedos las balanzas desequilibradas del anhelo en mi tos mañanera la muerte que espera con las pestañas abiertas. Marcan las horas el transcurso de mis deseos estrellados contra la pared y las distancias que mi espíritu se traga toda de una bocanada los suspiros y las muñecas violentas sin cabeza y el tedio boxea noquea el aire hecho gelatina y se descongelan los instantes que arden allende las roturas de mi pecho hasta que mi corazón grita en silencio terríficos alaridos y chillidos en el día que despierta y en mi mano veo como se deshila hacia la nada el terciopelo de Tanya.

GABRIEL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s