Es necesario que El crezca, y que yo mengüe (Juan 3:30)

Perdido turbulencias de Espino tornados de púas contornan mi Corona de Rey (provisional) de los Poetas. Sumergido en poéticas contrapuestas concilio los Maestros que hicieron que yo lograra tener la visión oblicua que tengo y los que la impulsaron a que se quebrará para dar cabida a la subversión contradictoria y controvertida de mi poesía en una prosa que bien entendida volvería majaretas sin posibilidad de cura a las mentes más lógicas y prácticas. Ya se deshojan los nogales así como mi cerebro que queda desnudo y da sus nueces en forma de palabras cual bombas atómicas… vale más una nuez que alimenta el estómago que el Caos de mi razón: la Diadema de laurel que ya corta y no precisamente los filamentos de la sociedad sino de las hojas que cercenan mis manos cuando intento arrancármela de la cabeza y ponerla de una puta vez en el que viene después de mí: el Apolo 16: oh aún puedo no vengas aún… oh no puedo más ven ya (mientras la sangre se desliza por mis sienes).

APOLO 13

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s