Mártires de las discos

En el fin de lo inerte confín de la desintegración el viento mece las amapolas y en la sangre bullen los tóxicos enervantes de las soledades promiscuas el hipotálamo atrapado con pinzas. Noria de balas ruleta de proyectiles números cogidos del bombo. El disparo desconcha sien en el albedrío del cráneo que estalla en astillas y forman una corona de púas alrededor del cerebro. Sentado en un Trono sobre el vacío el Cetro una espina sanguínea y todo Dolor alrededor.

GUILLIAN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s