Amigos en el suicidio

Pero la cuerda oscila al vaivén de tu sombra en la negrura que se proyecta contra la pared tu cuello tu suspiro ahogado cortado engullido por ti ante el aire que te observa morir. Prívate la respiración exhala tu deseo atrapado en las formas de ella. Rodéala el cabello trinado de pájaros y ángeles con égida nubes brillantes a su paso abierto por encarnecidos pasillos en los plúmbeos adoquines de Celestia. Pero tú atrapado en la espiral del Laberinto de cáñamo has amado demasiado tú ya no puedes volver atrás has vuelto a las tinieblas de la hierba que mira al sol con esperanza, has vuelto a empezar. Y yo te arrastraré hasta que caiga.

APOLONIO

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s