Desgracia final

En los contextos filosóficos de la realidad las hadas huyeron batiendo las alas en desbandada hacia otro lugar. El sol gira y los colores brillan reflejados por partículas iridiscentes que chapotean en los ojos de la gente que no ve un solo color sino en transparente. Y las locuras esparcen de psicología en psicología en dónde se esconden los gnomos. En las clarividencias nebulosas que remontan el pico donde se posan águilas que siquiera alcanzan el resplandor. Y nadie ve las tinieblas espantosas del infierno dentro de todos los infiernos que hay bajo la atmósfera. Un niño muere mientras otro duerme y en la pesadillas que birrean nuestra inconsciencia niñas sacrifican su flor. En un reguero semilla en mi muro grieta que sigo y es malevolencia no hay salida y grito mientras mi aura convoca ejércitos de grillos que musiqueen la gran batalla junto con cigarras en la luz maligna del ponto de mis sueños se alzan antorchas y yo lleno de brea me escupo a mí mismo de mi patético dolor que se queja de que estoy muriendo lentamente y poco a poco. En la fe de los sapos he visto la divinidad en las metamorfosis de los alientos que alguna vez se enamoraron de un ideal con el corazón y de verdad. Agonía son mis poemas exhaustos que contemplan el polvo pasar sin gloria y sin pena el manantial de sangre que ya no puede parar hasta que la encarcelen para siempre… porque ya le han arranado las alas.

APOLONIO GUILLIAN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s