Metamorfosis de Dios a la deriva

Antipoemas Dementes y Misantrópicos

(Isthar vs Apolo o Toda la culpa fue mía o Fui a perder o Cuánto dolor en la ruptura quebrada de los nervios valvulares o Algún día será). En mis versos más desgarrados te hice llorar lágrimas de sangre en un sueño desdichado; vestida con túnicas ascendentes mientras la nieve caía y el reguero de rojo transparente dejaba las huellas de un amor que sólo sería en las láminas de una quimera mientras que aquí se deshacían los átomos que circundé a lo largo de tus ojos envueltos de tu piel morena y el vello que se erizaba complacido… y tu sonrisa perfectamente torneada… En las radiales compaginadas de frustraciones me levanté de la cama contrariado a la par unas voces me decían «mira la lontananza ella es igual nunca será tuya» y yo deshecho mientras me acoplaba los zapatos atisbaba en el horizonte bruscas opacidades sumidas en una pira…

Ver la entrada original 441 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s