Alzacuellos de colores degradados

En las secuelas que quedan a la siniestra de mi cerebro Alienígenas bajaban con sus naves espaciales para ver los boquetes de mi cabeza mientras soles y lunas eclipsaban mi sueño recomponiendo los fragmentos que se habían volatilizado en mi mente y dudando si yo acabaría de cumplir mi misión. En verdad me da igual cumplir mi cometido (que no sé cual es) pido a gritos desgarrantes que vengan ya los nuevos y me releven mientras mis sienes palpitan dolorosas en agujeros que no saben si tragar o soltarse los murciélagos de mi infancia muerdan a la gente o sean simpáticos con ella. En mi geolocalización cósmica de mi nacimiento solo perdono el haber hallado a mi perro y conocer el Mediterráneo y estas Montañas Mágicas. Si los Dioses tienen un plan B que lo que ejecuten de inmediato si las órdenes vienen de la cosmicidad aguantaré pero solo hasta que encuentre el árbol adecuado para colgar una soga. Mis alaridos conmueven a lo Primordial pero lo Arquetípico me mira con desprecio ya es hora de morir… oh hermanos venid ya… oh no vengáis aún. Allanando los caminos como una apisonadora preso en una jaula de cristal la tempestad de la materia gris brama mi aliento que retumba por el valle sediento por escapar de la carne y morar allí donde lo merezco: junto los fantasmas y espectros.

GABRIEL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s