Reflejo del limbo entre los ojos y los párpados

Hay sombras tras el espejo diablos que nos miran desde nuestros iris en penumbras preclaras que direccionan las salidas cuando quedemos inmóviles para siempre o sin ir más lejos en la cama. En la tempestad de las pupilas muchas cosas se nos muestran: desde sueños intrascendentes a visiones proféticas. Hay un amor que desconoce el hombre en las sienes de la discordia y aunque la Madrecita no nos ame del todo eso nos sustenta pese a que la mayoría no acierte una. Todos tienen derecho a vivir su desgracia y los que manchan sus manos con sangre humana serán los últimos en escapar del atemporal barrando. La noche gira y siendo eterna es tan rápida que parecemos incapaces de valorar los avisos que nos da. ¡Que duerman los que puedan! ¡Y los que no puedan despertar se acojan al brillo de sus espíritus! Mientras siniestras siluetas reptan sangrientas a tasar la pureza del corazón y los espabilados gritarán: ¡oh por qué no fui un idiota!

APOLONIO

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Cuando leo tu blog… parece que escribieras desde la visión de haber estado en otros mundos…
    ¡Que suerte tienes…!

    1. Todos somos fragmentos de estrellas que venimos de quién sabe dónde.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s