Uno solo bastará

El sol aguanta la Vía Láctea Él solo solapando paradojas desequilibrios y dolores que sufren a largo plazo los avatares propios propios de los huesos que tarde o pronto terminan quebrándose. Sólo basta Él para sostener infinidad de seres en una jardín-jaula-cementerio mientras chamusca los días uno tras otro sin descanso y el show prosigue caiga quién caiga a las fosas de los acantilados y elevando quizá a los que con el corazón aún aman. En mis visiones oníricas del estado de los cuerpos de los enamorados muchos condenados incautos e insensatos se precipitan a los maremagnos cárnicos donde los diablos no dan abasto y los apilan en una masa corporal donde no se puede ni dormir ni soñar ni estar despierto ni descansar. Pero el Sol bajo mano enseña goletas que atraviesan la piel de las almas muertas que buscan llegar a puerto. En las infamias que sobran a nuestra especie suenan las campanas incansables y monstruosas que llaman a los difuntos como demonios o espantajos mientras los cipreses apenas abren los ojos, y justo ahí, en la oscuridad de necrosis la carta en la manga del Sol algunos faros brillan magníficos como esperanza de alumbrar las sendas allende pero como no conviene los apagan a pedradas les orinan y les cortan las alas. Tal será la venganza el Sol mirando la sangre desparramada sobre las rocas y preludio de una tempestad nefasta que agite el inframundo repleto de ominosos pecadores los faros como aves remonten el cielo perdonándoles las deudas, porque aquellos ya tienen bastante con lo suyo.

GABRIEL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s