(No insultéis a las estrellas). Yo que loco arrastrado por cloacas mohosos pensamientos entretorcidos cadenas anudando las escalas invictas sobre el azufre demonio que ata mis pies Acantilado puntal donde se despeñan los infaustos humanos, he luchado a quemarropa contra todo e atacado a mi Dios mordido rabioso su mano logrado he retrasar el límite umbral que carroña la porción de estrella que nos anima. Controvertido triunfo ahogo solitario en el lago del olvido mientras los PodrIdoS salen para ser reciclados (no se engañen mutados tal habéis dado innobles tal recibiréis). Mi genio galería escape de gas metano grisú inflamable colección indeseable en los sótanos suburbiales donde nadie baja: oh poesía literaria estéril terreno si no vienen Los Nuevos y hacen volar por el aire Las Letras Inútiles navegando sumergidos dispersando Átomos y plantándose Altivos ante dIOS y velando como fieras a l@s que les han puesto aquí: L@s Camaradas Muert@s. Una gacela corre libre de impurezas invisible por el inmenso y majestuoso Eideen Es alguien que Amó y toda su descendencia: ya es hora de que escapen de la Atmósfera. Señores del laurel poetas ávidos de sabores levantad vuestras manos (sin temor) y hacedle gestos obscenos a Zeus que vuestra pluma cual Rayo codifique el acierto y el error que ha de diseccionar las hebras del aire para que Pandora un día escape. No lo impidáis no cambiéis nada y si lo hacéis correréis con el Alma quebrada (los que lo hagáis PLANTAD CARA que no se diga que os arrojaron de Olimpia sin motivo). Surfean cuchillas lánguidas hacia la serena rompiente maremoto que pronto va engullirme CAMARADAS que cada palo aguante su vela armemos el barco más grande (Mozart y los suyos formarán un avión de rosáceos estratos nubosos) rumbo El Gran Maelstroom aguardando apacible en el mar los que tengan que volar volarán mientras nosotros nos despeñamos a los infiernos.