He recorrido visual tus piernas vaqueros que rozan sílfides de acetato arquitectura Demencia arrepretada marcando tu vagina. Gravitan torno diamantino las esquirlas que al pasar dejas inconexas muescas desprendidas seccionadas lágrimas de Eolo que las Musas pintan en tu avance, tu vagina arrinconada metáfora placentera parturienta de sufrimiento: nacen infraseres superiores cuyos anos configuran montañas y planetas y mares de hojalata, pero son vuestros hijos. Quise ser como vosotros y aquí me veis Rey de la Montaña y el Mar sin un agujero como tumba Superhombre Panteón de basurero mirando rajas y canales o pagando táctil contrato cuando las diosas me han tomado acariciado desnudo y besado… Yo salí de ahí condena sin freno a devorar oh no hice los deberes no tuve la preocupación de hacerme millonario primero y cavar bien hondo brecha enorme de vosotros mi apartamiento. Las Reinas del Porno en la línea final eternizadas por Mí sus rostros de diosas divinizados con todos los hijos del trabajo muertos qué importa el dinero limpias puras ellas se lo han currado nos han dado todo ¿qué más queréis? Voz tonante altura terrorífica que pone en mi pluma la palabra furiosa de Zeus: actores del sexo en las manos de Ellas estará el que podáis volver… Yo, salivados mis labios os sacaré el semen corrompido de la boca y la vagina para que sea descendencia suprema la mejor genealogía que expanda vuestros lunares en órbitas protectoras y los anillos como Super Novas. Yo, que os amo a todas.