He renunciado a la omnipotencia dadora de desintegración y presentado ante Hades tartáreo sepulcro la cuchilla divisoria que bisectriza el ecuador dimensional que dictamina tu mente: degradación porcentual asesina de probabilidades diferenciales. Cacharro boreal tu espíritu difuminado alba de metal rechazado de las corrientes pegamento de idiomas mudo accidente. Tantos peros para decir esperanza aguardiente caldo restos de poeta sin retorno irrisión lamento materno atrapado en los curvos raíles marchitos de condescendencia para que todos transiten por arriba. Humillados los colores del ojo quebrado sin auxilio oh Sueño que no dura rápida noche que sucumbe tiranía solar. Amargas entrañas del poema tu amor nido de sierpes tus labios grietas que sólo sorbe la muerte.