Más allá de la fe

En los sonoros despertares silenciosos la luz del sol contrapone la energía dormida en un estertor que ilumina las batallas ganadas y perdidas el aliento que remonta desde el suelo las Verdades del alma que grita decida oh Eternidad sea yo contigo uno y abrir los ojos y ver tus órbitas arraigar en el Atmósfera…

Agujeros negros sobre mi cabeza

En el cincel que pintaba al viento dulces canciones de amor se malograron los cálices de las bienvenidas a la vida viniendo más niños sin estrella en la frente en un océano de angustias en los que se hundían nada más pisar la orilla y muy pocos llegaban mar adentro a las profundidades de marisma….

Paz esgarrada de tormentos y rayos y truenos

Aturdido en el parque los árboles callan donde antes hablaban de cosas de amor. Hace frío mis huesos se calan con las idiosincracias de mi destino atroz. He recogido las piedras que se derruían donde se esculpían los torsos de los amantes que pedían a gritos la liberación de las ataduras de la carne a…

Faetón y el Carro del Sol

Mi inspiración hechizada en los silencios de la madrugada congelada por los sinsabores del destrío de las lágrimas abocadas a los pantanos de mí mismo en la negrura de los nubarrones de tormenta que bañan mi alma con torrenciales cascadas contaminadas por los indolentes deberes del existir cuando el astro solar oscuro como una sima…

Mi sentir es un despropósito versificado en la hecatombe y la ruina buscando los astros y a las musas que me cuenten como esculpir el rostro de Claire todos los días en las nubes preguntándole al Mediterráneo si conoce la existencia del Pacífico para pintar en las aguas verdiazules del Mare Nostrum los ojos de…

Ni un sueño más

Son lágrimas sobre cieno mis sentimientos más sagrados se escancian como plomo abocado al olvido y la miseria de tener que levantar el polvo de mis huesos cada día. Densos maremotos de fango embarran mis años de locura como poeta del tormento y filósofo del caos. No hay lugar para mí que desubicado entre la…

Inviernos sin sol en las praderas baldías de la razón

¡Sobresalto en el corazón! En los recodos ocultos de las escalinatas que llevan a la cumbre donde Dulcinea de los Ángeles está plantada con una antorcha para que lleguen los niños perdidos hay demonios espectros y fantasmas que odian por odiar y aguardan a ponerte la zancadilla para que caigas una y otra vez y…

Chispas brincan en la pólvora mojada

En los posos sanguinolentos delos restos residuales del amor muchos cantan que éste no tiene venganza mas yo concibo quimeras escandalosas por una que me golpeó al núcleo del centro sensor y con la miel en los labios a punto de entrar a trallón en su puerto nacarado de esperanzas después de mil guerras perdidas…

Lágrimas de emoción cuando las musas despiertan

Pían las aves los árboles susurran quedas melodías en la invisibilidad aérea. La mañana se tiñe de alegría los colores se multiplican en las melodías que calza el sol a Eidiina y todo es una composición alegre y cósmica en el entusiasmo de las galaxias que recorren el universo a través de las constelaciones fijas…

Terror en los pliegues de la cortina

Aúlla el viento sacudiendo los árboles meciendo el mar que que se estrella contra la costa en algún lugar donde los acantilados escarpados erosionan las expectativas de volver a las infancias demolidas por el paso de las décadas. quedando como ramas secas o ceniza que se esparce en el vacío del olvido cuando las jornadas…